DR. GILBERTO VALENZUELA SOTO
Atención del Enfermo Urológico con Ética, Experiencia y Profesionalismo

 

Dr. Gilberto Valenzuela Soto

Especialista en Urología
Cédula Profesional de Especialista
No. 3393207
Cedula Profesional
No. 1018541

Permiso para ejercer en el Edo.
2415-87

   Miembro del Colegio Sonorense de Urologìa A. C.
Miembro del Colegio Médico de Hermosillo


Mail: consultaurologo@hotmail.com
TÉLEFONOS
2127190
CEL. 6621373449

 
 

 
Nos cambiamos a
CLÍNICA BIOMÉDICA
Manuel Gonzalez No. 23 Esquina
con Puebla, Col. Centro
a 250 Mts. de donde me
encontraba antes

 


Si posee un Smartphone
entre a "navigation" y en
"Buscar" coloque mi nombre
"Dr. Gilberto Valenzuela Soto" y su GPS
lo llevará exactamente a mi consultorio.


 
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________

 


POR CUESTIONES DE SEGURIDAD
NO RESPONDEMOS
"NÚMEROS PRIVADOS
"
NI NUMEROS "NO DISPONIBLE"
 
 

Hermosillo, Sonora, México


 
Horario de Consulta
Lunes a Viernes
de 10:00 a 12:00

y de 16:30 a 19:00

Precio de Consulta: 600.00

Dejamos de dar consulta los
sábados a foráneos ya que
apartaban cita y no acudían, ni
tenían la amabilidad de cancelar.

 
Para su comodidad operamos en Hospital CIMA, Hospital San Jose de Hermosillo, Sanatorio Licona, Clinica del Noroeste, Sanatorio San Francisco, Corta estancia Clinica Nova.
_____________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________________________________








 Visita mi UROBLOG






Molusco Contagioso

Es una infección viral cutánea que causa pápulas o nódulos elevados con apariencia de perla en la piel.
El molusco contagioso es causado por un virus miembro de la familia de los Poxvirus y la infección se puede adquirir de muchas maneras diferentes.Se trata de una infección común en niños y ocurre cuando un niño entra en contacto directo con una lesión. Se observa con frecuencia en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos, aunque se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, con excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

El virus se puede diseminar a través del contacto con objetos contaminados, tales como toallas, ropas o juguetes.
En el adulto el virus también se propaga por contacto sexual en mas del 60% de los casos. Las primeras lesiones en los genitales se pueden tomar erróneamente como herpes o verrugas pero, a diferencia del herpes, dichas lesiones son indoloras.
En mi consulta privada atiendo por lo menos 35 casos al año y la mayoria en epoca de verano, entre mis pacientes las causas mas comunes de infectarse que no sea la sexual, es por acudir a gimnasios y albercas (pero no por el agua ya que esta está clorada) sino por objetos como toallas, sillas, etc.
Las personas inmunodeficientes, debido a enfermedades como el SIDA, pueden presentar un caso de molusco contagioso que empeora rápidamente.

La lesión del molusco comienza clásicamente como una pápula pequeña e indolora que puede crecer hasta convertirse en un nódulo de color rosa y apariencia de perla. La pápula frecuentemente presenta un hoyuelo en el centro (imaginate como un pequeño volcan). Estas pápulas se pueden presentar en filas, en el lugar en el que la persona se ha rascado. El rascado u otros tipos de irritación ( como rasurarse los genitales) hacen que el virus se propague en filas o en grupos, llamados montones.
Las pápulas tienen un ancho aproximado de 2 a 5 milímetros. Por lo general, no hay inflamación ni el consabido enrojecimiento, a menos que la persona se haya estado rascando o hurgando las lesiones.
En los adultos, las lesiones se observan con frecuencia en los genitales, pubis, el abdomen y la cara interna del muslo.

El diagnóstico se basa en el aspecto de la lesión y se puede confirmar con una biopsia de la piel. ( yo no necesito hacer biopsias). El médico debe examinar la lesión para descartar otros problemas y determinar otros trastornos subyacentes.
En las personas con sistemas inmunitarios normales, la enfermedad generalmente desaparece por sí sola en un período que varía de meses a 2 años.

Las lesiones individuales se pueden extirpar quirúrgicamente, mediante el raspado,  congelación o a través de electrocirugía con aguja. La extirpación quirúrgica de las lesiones individuales puede traer como resultado la cicatrización. Los medicamentos, como los utilizados para extirpar verrugas, pueden servir para eliminar estas lesiones, pero pueden causar ampollas que llevan a una decoloración temporal de la piel.

Las lesiones del molusco contagioso pueden persistir desde unos pocos meses hasta unos cuantos años. Estas lesiones finalmente desaparecen sin dejar cicatrices, a menos que se presente un rascado excesivo que puede dejar marcas.

Complicaciones   
·    Persistencia, diseminación o recurrencia de las lesiones
·    Infecciones bacterianas secundarias de la piel

Se debe evitar el contacto directo con lesiones de piel y no se deben compartir toallas con otras personas.
El hecho de evitar las relaciones sexuales también puede prevenir el virus del molusco contagioso y otras enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, se pueden evitar estas enfermedades teniendo una relación sexual monógama con una persona que se sepa que está libre de la enfermedad.
Los condones femeninos y masculinos no pueden proteger a la persona completamente, ya que el virus puede estar en áreas no cubiertas por el condón. No obstante, los condones aún se deben utilizar cada vez que se desconozca el estado de salud de un compañero sexual, con lo cual se reducen las probabilidades de adquirir o propagar enfermedades de transmisión sexual. Los condones se deben utilizar con espermicida con nonoxinol 9.
El tratamiento que yo aplico es la Electrofulguracion superficial de las lesiones  (para NO dejar cicatriz).

Observe las siguientes fotos de pacientes con esta infeccion.






 
© 2014 DR. GILBERTO VALENZUELA SOTO